D'allemand 1998

Centro Colombo Americano - Junio 25

"La obra de Héctor D'Allemand es un reto para el público a quien le hace un verdadero examen de apreciación, tanto a los expertos como a los inexpertos. Los primeros posiblemente no la perciben, si sus prejuicios conceptuales no son vencidos, así ellos simplemente verán un paisaje y no escucharan sus argumentos. Los inexpertos se quedaran en lo anecdótico: en la referencia al lugar, al clima y la hora.
Pero eso simplemente es el asunto, la disculpa, el pretexto, porque Héctor D'Allemand no pinta paisajes. Aprovecha el paisaje para hacer una reflexión sobre color y en esa contradicción entre la impresión que la obra propone y la expresión que genera hay un choque vital, como entre la figuración y la abstracción que aparentemente se contradicen y así del diálogo surge la obra.
Descubrir lo que esta más allá de la superficie es el reto, como lo es él encontrar en el argumento el tema y en este, su hipótesis. Las razones son metáforas visuales del permanente diálogo de lo interno y lo externo, adentro-afuera, arriba-abajo, que se debe percibir en la intimidad del diálogo, en la soledad y entre susurros, porque no podemos esperar solo gritos para oír y ésta parece ser otra forma de decirnos que cada vez somos más sordos y más ciegos y eso es ser insensibles".

Juan Carlos Conto
Critico de Arte